Freixenet
X

Calidad y seguridad alimentaria

La calidad y seguridad alimentaria son aspectos fundamentales y muy relevantes en el desarrollo de la actividad productiva de Grupo Freixenet. En el presente artículo se detallan las exigentes medidas que la compañía lleva a cabo a lo largo del proceso de elaboración de sus productos para asegurar la máxima calidad y seguridad alimentaria. Los altos estándares ofrecidos por grupo Freixenet en estos campos son fruto de la apuesta de la compañía por la innovación, la ciencia y la tecnología puntera. Nos dan su testimonio al respecto Manel Quintana, responsable de Enología de Grupo Freixenet y Jaume Martín, Responsable de Calidad de la compañía.

ENOLOGÍA, VERTIENTE MICROBIOLOGICA.

MANEL QUINTANA, RESPONSABLE DE ENOLOGÍA DE GRUPO FREIXENET

Grupo Freixenet trabaja con esfuerzo con el objetivo de que el producto sea único y destaque por su singularidad. Por ello, se usan levaduras autóctonas de los viñedos del Penedès seleccionadas por la propia compañía. Es decir, Grupo Freixenet dispone de cultivos propios de levaduras con propiedades enológicas excepcionales que se han mantenido durante décadas gracias a las investigaciones y apuesta científica. Así, se elaboran vinos con un bouquet especial y con aromas que se adaptan a los gustos del consumidor. El método empleado por la compañía es un método poco común entre las empresas del sector.

Por otro lado, el sistema de levaduras que se utiliza es un sistema de multiplicación tradicional que alimentamos diariamente. A su misma vez, este sistema se caracteriza por su innovación tecnológica y funciona de forma totalmente automatizada, por lo que se aporta estandarización y fiabilidad. Anualmente, la compañía produce más de 100 millones de botellas. Además, todo el producto está hecho automáticamente, siguiendo el mismo patrón, de manera que se evitan los errores. La mano humana sólo interviene en los procesos críticos como el cultivo de la levadura. Grupo Freixenet dispone de una sala de levaduras puntera que se ha construido por la misma compañía y por los ingenieros que trabajan en ella.

La seguridad alimentaria y calidad son dos aspectos fundamentales para la empresa y se considera que el cultivo con el que se trabaja debe de ser puro. Por ello, las levaduras se introducen en un medio donde hay vino y azúcar, lugar donde el material fermenta de forma controlada, evitando partículas no deseables. Los licores de expedición se introducen en una rampa de filtros que pasan por una membrana que aporta pureza y evita que haya algún tipo de contaminación. En este sentido, la empresa dispone de los instrumentos necesarios para asegurar el control absoluto del cultivo, investigar todos los vinos y asegurar que se evitan contaminaciones del producto. Para garantizar la singularidad y pureza de nuestra levadura autóctona, periódicamente también hacemos análisis de ADN que aseguran que la levadura siempre se mantiene igual y no sufre mutaciones.

Además, Grupo Freixenet es una compañía que exporta a más de 140 países, cada uno con exigencias y peculiaridades propias. Por ello, desde la compañía se da una extremada importancia al cumplimiento de normativas internacionales y busca fusionar todas las exigencias y hacer los máximos controles para cumplir dichas normativas. Con el fin de cubrir estos controles, Grupo Freixenet goza de tecnología propia para detectar las partículas tóxicas que puedan afectar la viña y ponerle solución.

En este sentido, la compañía hace una apuesta por la innovación científica y tecnológica –a través de la inversión en todos los recursos necesarios- que establece la diferencia con el resto de competidores y que impulsan la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías que permiten hacer lo mismo que se hacía antaño de forma tradicional, pero más eficazmente y anteponiendo la sostenibilidad.

CONTROL DE CALIDAD.

JUME MARTIN, RESPONSABLE DE CALIDAD DE GRUPO FREIXENET

Grupo Freixenet es una compañía fuerte en estandarización gracias a la apuesta histórica por la innovación. La firma hasido pionera en el desarrollo de tecnología propia y única en el sector, que ha sido patentada por la compañía y que permite elaborar los productos de forma más eficiente, sostenible, cualitativa y segura. Hay modelos trabajados por Grupo Freixenet que se han exportado a todo el sector y que han supuesto un beneficio para todos, como ocurre con temas de la estandarización. La compañía también trabaja conjuntamente con los proveedores para mejorar procesos y materiales, hecho que beneficia a todo el sector.

En cuanto a los procesos de control de calidad, Grupo Freixenet los aplican desde la recepción de las materias primeras hasta que el producto está acabado, pasando por el seguimiento durante el proceso y el resto de fases. Los materiales que se emplean son el corcho, el vidrio, el vino, etc. Por ello, la empresa tiene un equipo muy profesionalizado y altamente cualificado formado por perfiles de diferentes ámbitos que permiten asegurar la máxima calidad y seguridad alimentaria.

Un claro ejemplo que ha permitido posicionar a la empresa como líder es que esta trabaja con mercados internacionales muy exigentes en referencia al tema tratado, como Japón. Con el fin de cubrir todas estas exigencias de cada mercado, Grupo Freixenet colabora con universidades en estudios científicos. De hecho, el equipo de investigación cuenta con un Doctor que ha realizado una tesis sobre aromas conjuntamente con la Universidad de Barcelona. Este estudio permite a la compañía detectar la sustancia que provoca el aroma y elaborar los productos que mejor se adaptan a los gustos de los consumidores.

A su misma vez, Grupo Freixenet combina la innovación y la tecnología con otros elementos más tradicionales, la tierra y el medio natural, que es el origen del cava y el vino.

Publicado hace 2 semanas

Utilizamos cookies de terceros con fines analíticos. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Open Modal Close Modal